TOMO II
 
 
 TOMO I
TOMO III
TOMO IV
     


..............................................................................................................................................................................................................

TRES BEATAS GUAYACAS
Ahora que la Iglesia ha dado una batida al calendario litúrgico mochando a algunos santos famosos como San Cristóbal y Santa Susana, se me ha ocurrido escribir sobre tres beatas nacidas en Guayaquil o en territorios de su Provincia y que tienen por coincidencia, como segundo nombre que las identifica, el de Jesús.

Estas tres flores del pensil costeño están escalando los altares por méritos y vida ejemplar y son Catalina de Jesús Herrera, Mercedes de Jesús Molina y Narcisa de Jesús Martillo. Y si mucho me apuran y ponen a escoger a cuál de las tres prefiero me voy con Mercedes de Jesús, la más valiosa por sus excepcionales condiciones humanas y a quien los ecuatorianos deben admiración y respeto pues era todo un carácter.

CATALINA DE JESUS HERRERA
Esta casi desconocida mística nació en nuestro puerto en plena colonia, el domingo 23 de Agosto de 1717 a las 6 de la mañana y el 25 fue bautizada en la Iglesia Matriz. Su madre llamó María Navarro-Navarrete y parece que con el ejemplo que le dio, siempre austera, cordial y haciéndose amar de todos, la encauzó por los senderos más puros de la religión y la moral. En cambio, papá Herrera, fue distinto, como lo dice la propia Beata en su libro titulado: "Secretos entre el Alma y Dios", en el Capítulo VI, cuando hace memoria de las tres veces en que estuvo a punto de perder la vida por culpa del ánimo arrebatado del Capitán Juan Delfín.

Cuenta que una vez, estando en edad de lactar, se despertó llorando y como su madre no acudió prontamente, papá Herrera la tomó en brazos y salió con ella a la ventana, con intenciones de arrojarla, siendo alcanzada la criatura en pleno arboleo y evitándose el crimen.
La segunda vez fue cuando ya sabía andar y estaba jugando con un palito que metía mucho ruido; en esta ocasión papá Herrera la cogió por los cabellos y dándole dos vueltas de molinete la arrojó por los aires. Mamá tuvo que apararla para evitar que saliera despedida por la ventana a la calle, como eran las intenciones del progenitor.

La tercera ocurrió cuando la niña tenía 7 años y el Capitán por arrojar un cántaro de barro a un criado que lo supo esquivar, golpeó en la frente a su hija; dicen que por la herida se divisaban los sesos y la niña sangrante y enceguecida corrió y cayó en un pequeño precipicio de lodo, de donde fue rescatada por una criada. Después Don Juan Delfín se compuso y hasta murió santamente, dejando a Catalina de Jesús huérfana y de solo once años.

En 1731 pasaron por Guayaquil varias religiosas Carmelitas que iban a Trujillo en Perú a fundar un Monasterio y la superiora quiso llevarse a la niña para el Claustro, pero la madre se opuso tenazmente. Con todo, al partir por el río, la monja díjole a Catalina de Jesús en el oído que sería esposa de Cristo y no mujer de hombre alguno y que cuidara de no errar su vocación. Desde esa época nuestra Beata pensaba entrar en un convento.

Era devotísima de la Inmaculada Virgen María y pronto se hizo terciaria en la iglesia de Santo Domingo, pronunció el juramento un sábado por la mañana, hizo voto de castidad y comulgaba diariamente. A los veintitrés años viajó a Quito e ingresó en el Monasterio de Santa Catalina donde hizo profesión el 23 de abril de 1741, a las 9 de la mañana, siendo Obispo el Dr. Andrés de Paredes y Armendáriz.

Hacia 1746 escribió una autobiografía en prosa pero prontamente quemó los originales y sólo por mandato de obediencia los rehizo en 1758, dejando a la posteridad una obra interesantísima en todo aspecto, no sólo por la candorosidad con que fue compuesta sino también por su sinceridad, amenidad y arranques sobrenaturales que contiene. Porque has de saber lector, que Sor Catalina de Jesús conversaba con los muertos, los santos y los diablos, tan fácilmente como nosotros tomamos un vaso de agua, y así está la obra repleta de anécdotas, espíritus burlones, diablos y ángeles visitantes.

"SECRETOS ENTRE EL ALMA Y DIOS" se llamó y efectivamente que lo son por haber sido compuesta en forma de diálogo con la divinidad. En 1795 y cuando la beata Herrera cumplió los 78 años y pasó a mejor vida, los cuadernillos fueron a parar a una alacena del convento donde permanecieron casi un siglo hasta que los rescató del olvido su tocayo el doctor Pablo Herrera (no son parientes) que los encuadernó en un solo volumen. Años después, Juan María Riera copió tres veces la obra, la última en 1908.

En 1950 Fray Alfonso Antonino Jerves publicó esta última transcripción en la Editorial Santo Domingo de Quito, revelándonos a la Beata en todo su esplendor literario, como una de las más delicadas prosistas de la colonia ecuatoriana. Su retrato se conserva en Guayaquil en la Iglesia de Santo Domingo, hacia el lado izquierdo y es copia del original quiteño.

MERCEDES DE JESUS MOLINA
Mujer de grandes dotes espirituales y de carácter y a la vez refinada dama, misionera ejemplar y fundadora de la Congregación de "Santa Mariana de Jesús", fue Mercedes de Jesús Molina, quien nació en Baba, cuando esta población formaba parte de la Provincia del Guayas en 1828, hija de acomodados y nobles propietarios llamados Miguel Molina y Arbeláez y Rosa de Ayala y Olvera. Igual qué Catalina de Jesús, quedó tempranamente huérfana de padre y su educación corrió a cargo de Doña Rosa, que le enseñó letras y números, al punto que años después, nuestra Beata escribía versos del siguiente calibre:

Sólo para padecer
pido a Dios que me dé vida
hasta que toda sumida
en penas me pueda ver.
No tengo, no, otro querer
y anhela mi razón
amar la tribulación,
la pena y el desconsuelo
con amor, con fe, con celo
y humildad de corazón
Así lo desea y quiere:
Mercedes de mi Jesús.
Guayaquil, Mayo 12 de 1866.

......................................................................................................................................................................................................