TOMO I
 
 
 TOMO II
TOMO III
TOMO IV
     


..............................................................................................................................................................................................................

LOS CAICHE
Poco antes de la llegada de los conquistadores gobernaba las parcialidades de Daule y Quijo - Daule la cacica Caiche, quien estaba casada con un Cacique que llevaba el nombre de Daule, hasta que este último fue asesinado por otro cacique llamado Ambiocón, del pueblo de Guayas. Poco después la Cacica Caiche contrajo nuevas nupcias con el Cacique Chaune de Chongón - Colonche, que se opuso a los avances de las tropas del conquistador Pedro de Alvarado en 1534, quien ordenó al Cap. Pedro de Moscoso que avanzara al interior con una partida de hombres armados y a su hermano el Capitán Gómez de Alvarado que explorara hacia el sur.

Moscoso navegó por las márgenes del río Colimes hasta llegar a un poblado que halló desierto y lo bautizó con el nombre de "Las Golondrinas" por la profusión de ellas, después siguió internándose hasta descubrir a Vacaín y Chonana, dos centros de primer orden en la tribu de los Daules, que encontró igualmente desiertos.

Gómez de Alvarado llegó al sitio Amay donde gobernaba el Cacique Guayaquile. Allí comisionó al Capitán Benavides para que llevara noticias a su hermano y aprovechó para explorar la cuenca fluvial en una enorme extensión. El caserío de Amay estaba asentado en la ribera del río Changuil muy cerca de la actual Babahoyo y en terrenos que después fueron del Ingenio San Pablo, de propiedad de Jaime Puig - Mir.

Poco después Pedro de Alvarado y el Cap. Benavides siguieron a Amay y por allí pasaron a la sierra utilizando la vía de Guaranda. El Capitán Juan Enríquez de Guzmán quedó con algunos soldados y exploró las márgenes del río Chongón donde sostuvo un sangriento encuentro con los Daules, apresando a Chaune y a varios Caciques a los que hizo dar muerte.

CULTURA DE LAS TOLAS Y HUANCAVILCAS
Los indios de la costa conservaban buenas relaciones entre sí a pesar de sus diferentes orígenes pues tenían como enemigo común a los Incas, que desde tiempos de Tupac Yupanqui y luego de su hijo Huayna Cápac habían querido sojuzgarlos.

A la llegada de los conquistadores los habitantes de la actual provincia del Guayas se dividían entre Huancavilcas, Chonos y Punáes. Desde el mar hasta la margen izquierda del río Grande eran Huancavilcas o Manteños del Sur como también se los ha denominado últimamente por su orígen. Desde la margen derecha hacia la cordillera eran Chonos y en la isla de su nombre vivían los Punáes.

Los Chonos, cuyo nombre significa perro en quechua, fueron así denominados por los incas, que como no los pudieron sojuzgar los bautizaron tan despectivamente. El primero que estudió su cultura fue Otto Von Buchwald en 1908 quien los llamó "Cultura de las Tolas" por la forma especial como enterraban a sus muertos. Posteriormente Emilio Estrada los bautizó como "Milagro - Quevedo" por los sitios estratigráficos en que realizó sus cortes. Hoy se conoce que los Chonos fueron parte de la cultura "Chorrera", sabían tejer y cultivar, descollando como ningún otro pueblo de nuestra costa en el delicado arte de la orfebrería, forjando láminas delgadísimas de un milímetro de espesor con las que confeccionaban artísticas joyas de concepciones zoomorfas y antropomorfas, algunas de las cuales se exhiben en la actualidad en el Museo de Oro del Núcleo del Guayas de la C.C.E. (aretes, narigueras, ajorcas, collares de ceremonia, etc.) (1).

(1) El museo fue incendiado intencionalmente dos veces para robar las piezas que contenía.

LA CACICA CAICHE
Hacia 1.545 los padres de la Orden Mercedaria llegaron a Daule y bautizaron a la Cacica Caiche con el nombre de Constanza, educándola en la Encomienda del Capitán Alonso Giraldo de Vargas. La sucesión debía pasar a su hijo mayor llamado Francisco pero como este murió de enfermedad natural, fue llamado el segundo a quien conocían como don Alonso Chaune, por haber sido bautizado con dicho nombre en 1542 en la encomienda de los Caps. Hernando Agustín de Holguin y Baltazar de Navas, a quien se admitió como señor natural de toda la tierra y provincia de Daule, bajo cuya jurisdicción caían diferentes jefes subalternos que no eran otra cosa que indios principales o señores de indios.

Entonces ocurrió que la cacica Constanza Caiche contrajo terceras nupcias con el Cacique don Pedro Guayanave, de los Quijo - Daules, quien tenia una antigua concubina nombrada Catalina Xaune, con quien convivía según sus leyes, puesto que los Chonos eran polígamos, respetando a la principal como jefe de todas las demás. Así pues, Guayanave no escapaba a esta regla y mantenía a la Xaune en calidad de "mujer secundaria o dama de compañía" para que le sirva en todo dentro de su casa. Después se supo que al llegar Doña Constanza Caiche, la tal Catalina paso a dirigir las labores de la panadería y allí se estaría muy quietecita, guardando el rígido estatus de segundona. Guayanave ya tenia en ella por lo menos, a un hijo, que se conoce con el nombre de don Domingo Banepo.

Eran los tiempos de las reducciones de pueblos de indios; cada reducción tenía un señor natural y el jefe de todos ellos era el Cacique principal, dignidad que recaía en don Pedro Guayanave de los indios Quijo - Daules, pues los Daules eran administrados por don Alonso Chaune, hijo de doña Constanza como ya quedó visto.

Para el censo general de 1581 aún figuraba como Cacique de Daule don Alonso Chaune, que también era conocido como Alonsa Caiche, caracterizándose por su gran capacidad para mantener la paz y las buenas relaciones de armonía entre indios y españoles, así como por su probada fe cristiana, lo cual le había atraído el respeto de las autoridades y el amor de sus súbditos. Mas, ocurrió, que habiendo fallecido sin sucesión masculina, fue llamada a sucederle su hija única doña María Caiche, menor de edad, y se planteó un problema; las cosas se allanaron de la mejor manera pues doña Mencía Guayanave Caiche, hija legítima de don Pedro Guayanave tercer marido de doña Constanza Caiche, renunció a sus derechos sucesorios en el cacicazgo y contrajo nupcias con un español vecino de Quito llamado Juan Núñez, recién llegado a Guayaquil, con quien parece que fue muy feliz aunque no tuvieron hijos y habiendo enviudado de Núñez siguió viviendo en su casa de Guayaquil, querida y respetada y murió de edad provecta. Su hermano entero llamado don Cristóbal había fallecido joven. Su medio hermano don Domingo Banepo entró entonces al gobierno de los Daules como simple gobernadoro regente hasta que doña María cumpliera su mayoría de edad. No está demás indicar que Banepo ya tenía a su cargo el cacicazgo de los Quijo - Daules, por muerte de su medio hermano don Cristóbal y renuncia de doña Mencía.

I pasaron los años y doña María llegó a la pubertad y casó con el Cacique Juan Nauma, hijo legítimo de don Juan Guayxi, Cacique de Solpo y de doña Isabel Peñajo su legítima mujer, quien también descendía de Caciques. Entonces fue reconocida como Cacica de los Daules y adquirió el de Quijo - Daule por su condición legítima.

De ella se ha conservado una buena memoria pues fue humilde con los humildes y soberbia con los soberbios, siempre franca, jovial y generosa a pesar de que las rentas de su gobierno, antiguamente esplendorosas, desde la llegada de los conquistadores habían decaído ostensiblemente. I para colmos debía servir a las autoridades ayundandolas en todos los casos que se presentaban como sucedió con las dos invasiones piráticas, la revolución de las alcabalas en Quito y en otras oportunidades, sobre todo cuando los viajeros pasaban por Daule de ida o vuelta a Quito.

También se sabe que fue siempre llana en su trato y muy hospitalario, siendo su casa un remanso de paz y de atenciones, pues sabía agasajar a sus invitados a la usanza de Lima y Guayaquil. Mas, no se crea que ella era una dama delicada, muy por el contrario, era fuerte y aguerrida, contándose el siguiente episodio.

......................................................................................................................................................................................................